¿Qué es un hosting?

El término hosting es algo que nos suena bastante familiar a esas personas que estamos vinculadas con la red de Internet de una forma más o menos habitual. Si llevas un tiempo investigando por la mera razón de que necesitas hacer una página web o estás buscando la forma de crear un portal que impulse tu firma, metiéndote en cualquier blog habrás observado la relevancia que esto tiene.

En este artículo queremos despejar todas esas dudas que tienes con respecto a los hosting, la forma en la que se contratan o el tipo de servicio al que accederemos según el plan que hayamos escogido. Es importante que investigues bien antes de lanzarte a la aventura puesto que la mala elección puede pasarte factura al respecto. A continuación, te damos algunos detalles:

¿Qué es exactamente un hosting?

Lo primero que tenemos que saber antes de ir a contratar un servicio de hosting es de qué se trata este en realidad. Conocer los detalles sobre éste es lo que determinará el tipo de uso que tengas que darle en el momento en que lo pongas en marcha. Gracias a este tipo de servicios el proveedor te alquila un espacio en el que puedes alojar una cantidad de ficheros y datos a modo de almacén.

Para entenderlo de una forma mucho más coloquial diremos que el hosting (o alojamiento web) es una forma de contar con un espacio extra en el que meter documentación sin que esta tenga que estar guardada en nuestro ordenador. Desde aquí la podremos visualizar a través de Internet y mostrarla al mundo.

La creación de una página web es la razón más habitual que tenemos cuando estamos buscando un buen hosting que contratar. Sin embargo hay muchas otras cosas que podemos hacer desde éste con completas garantías de que nos dará un servicio único y podremos estar gozando de las garantías que estábamos requeriendo sobre el mismo.

La descarga de cualquier cosa o implementación de archivos en PDF es una de las utilidades primarias que se le otorgó. Recordemos que programas tan famosos como Naspter nació cuando su creador, Sean Parker, cansado de que sus amigos le pidiesen la colección de cd que tenía y no se los devolviesen, ideó una manera de compartir con todos el material sin que ni siquiera tuviese que salir de casa.

A partir de un servicio de hosting esta posibilidad se hizo realidad. Igualmente como bien sabemos, hoy las formas han cambiado mucho y desde que aquello fuese un hecho en 1999, ahora nos encontramos con muchísimas más opciones que nos da el servicio web así como las diversas contrataciones que hagamos con éste.

Empresas a lo largo de todo el mundo distribuyen hosting muy diferentes entre sí para que a ti que te hace falta por aquello que quieras crear con tu portal, se te haga todo mucho más sencillo y puedas de esta manera, ofrecer al mundo justamente lo que se espera de la intención primera que tuvieste con el proyecto. ¡No dudes en preguntar todo lo que necesites!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *